sábado, 2 de noviembre de 2019

Pues enhorabuena Rosa y David

Más que nada porque ninguno de los 2 tenía cara de felicidad estando atrapados en esa banda en la que nadie quiere estar.
Visto desde fuera puede que todo parezca normal pero... sabiendo como se lo que se cuece dentro... ni por 100.000€ al mes.

9 comentarios:

  1. Entonces entiendo que Rosa aceptó ir en las lista puesto que estaba ociosa y no tenía trabajo y David dijo que si a sumarse en las listas del PSOE por dinero. Pues no veo dónde están sus principios políticos y de sus interés en servir al pueblo. Más bien lo veo como simples oportunistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noceda aceptó porque sde lo estaba pasando de vicio contando tetas de vacas y Mariano Rajoy, por poner solo uno de los miles que hay, se metió en política para no cobrar sueldo.
      TODOS LOS POLITICOS ESTAN AHÍ POR DINERO PRESENTE O FUTURO + TRINKE....
      No seamos falsos.

      Eliminar
    2. Dinos porfa a qué partido votas para que le votemos TODOS porque el concejo se ahorrará mucho dinero del sueldo de alcalde que TU PARTIDO NO COBRARA...

      Eliminar
    3. Jajajajajajaja mjuy bueno el chiste. Esos trinkan más que Mariano, jajajajajajaja. Y mucho más que el PSOE. No nombro porque son TODOS.

      Eliminar
  2. Demuestra a las claras que el PSOE no tiene gente y echan mano de los que pueden. Ademas nadie soporta a la inculta.

    ResponderEliminar
  3. Amelia una vez más demostrando lo falsa y mala persona que es.

    ResponderEliminar
  4. Pues una de dos, o está gente tiene cero compromiso y les puede el interés o se demuestra que a Amelia solo se la soporta si eres tan ruin como ella.

    ResponderEliminar
  5. Hijos de mi vida. El Psoe es una máquina de oportunismo y aprovechamiento de personas. Siempre vela poder el interes de su casa. No del pueblo al que sirve.

    Nos esperan 4 años de pena, dolor, simpleza, materialismo, interés y dejadez.

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.