domingo, 3 de febrero de 2019

Los titiriteros no se enteran, jajajajaja

Tanta juerga pagada con dinero público debe anular el cerebro y hace que no nos enteremos que los vecinos no están dispuestos a trabajar gratis para ellos.
Por ello y ante el rotundo fracaso de la anterior campaña o lo que mierda haya sido eso, nunca mejor dicho, inician una segunda a ver si, por caridad, consiguen esclavos gratis.
Hay que ser increíblemente guarro para pedir a la vecindad que guarde los pañales, las raspas del pescado o el esqueleto del pollo unos días hasta que a ellos les venga bien.
Pero eso sí, cobrando lo mismo por NO RECOGERTE DIARIAMENTE LA BASURA.
¡TURURÚ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.