miércoles, 18 de septiembre de 2019

Para pensiones, sanidad y educación, no hay

Pero para estas peligrosas bandas sí. ¡Viva el vino y las mujeres!.

6 comentarios:

  1. Resultado de que NO HAY PARTIDOS DE IZQUIERDAS EN ESPAÑA. Es una estafa piramidal. Sin curas y sin reyes este país sería RICO, repito, RICO.

    ResponderEliminar
  2. Bueno por lo menos no hay comentario del ejercito UME desplegada varias unidades desplegadas entre ellas ( que viera ) policía militar ( batallón cuartel general ) mando operaciones militares unidad ingenieros ( no se dé que unidad)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las emergencias son solo para los lerdos sin cultura = políticos, al pueblo llano que les den por el culo.
      Entre el ejército que no sirve ni para matar moscas, la iglesia, los reyes y los políticos corruptos que son casi todos... vuestro país no levanta cabeza fijo.

      Eliminar
  3. Mode permíteme una pregunta-duda sobre la ilegalidad cometida por Angel es que algoa me han comentado ¿no será que creó una empresa con la intención de CONSTRUIR EN EL PERI DE ALBO y al ver que no avanza eso la ha dejado en suspenso hasta que todo se encarrile?. Por eso es su obsesión el Peri y por eso su empresa no es una mera inmobiliaria si no una empresa de construcción también como se puede leer en uno de los enlaces que has puesto. Creo que el primero.
    ATENTOS VECINOS QUE SI ESTE SALE ELEGIDO ALCALDE PUEDE QUE HAGA SU AGOSTO CONSTRUYENDO EN CANDAS.
    Y ahora disculpas por invadir este post con algo que no es del post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es seguro. Pero eso algunos lo sabemos hace mucho tiempo. Estaremos al tanto.
      Y AHORA POR FAVOR FIN DEL TEMA. AHORA LES TOCA A OTROS PREGUNTAR... YA VEMOS QUE EL ANGELITO PASA DE SUS VECINOS. ESPERO QUE LOS VECINOS PASEN DE EL CUANDO SE VUELVA A PRESENTAR A LAS ELECCIONES.

      Eliminar
  4. Con ese dinero les facilitan trincarse a niños.......

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.