sábado, 29 de julio de 2017

Queda demostrado que los socialistas odian trabajar

Solo salen en saraos que acaban en comilonas. Las propias y las ajenas a no ser que el mar de Luanco sea distinto al mar de Candás.
Estos con tal de comer gratis se inventan chorradas varias. Por cierto, el alcalde vecino se trajo el agua de casa y mineral porque esa agua ya os juro yo que no es del mar de aquí… ¡ni de coña marinera!.
Y encima la presidenta la banda ancha se pone pantalones floreados. Esta no tiene vergüenza ni a la hora de disfrazarse.

1 comentario:

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.