sábado, 23 de diciembre de 2017

Cuando la maldad y la envidia presiden las vidas de las personas

Una alcaldesa que no es capaz de felicitar a los vecinos agraciados por un premio es UNA MALA PERSONA Y UNA ENVIDIOSA DE COJONES.
Pero eso ya lo sabéis todos porque esta banda lleva demasiado tiempo despreciándoos.
Seguro que ahora está pensando qué impuesto implantar o subir.
Con permiso, me voy a vomitar.

2 comentarios:

  1. Fijo que le salió un grano en el culo. Pues buena es ella para celebrar la felicidad de los demás.

    ResponderEliminar
  2. Ella también resulto agraciada con el cuarto premio, que suerte tiene esta tipa. Ahora sólo queda que se suba el sueldo ese 4% para que sea todavía más feliz.

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.