martes, 23 de octubre de 2018

EL PP SIGUE TRABAJANDO PARA LOS VECINOS

IU, PSOE Y SOMOS RASCANDOSE LOS HUEVOS A DOS MANOS. A LAS PRUEBAS ME REMITO.

SI NO SE TOMAN MEDIDAS, LA PLUSVALÍA PODRÍA INCREMENTARSE EN 2019 MÁS DEL 50%

El impuesto sobre el incremento de los terrenos de naturaleza urbana, popularmente conocido como plusvalía, es el tributo que grava la transmisión de inmuebles con ocasión de compraventas o herencias. En relación con las herencias, se podría decir que es la versión municipal del impuesto de sucesiones. Se trata de un tributo que actualmente no se está cobrando a la espera de que se modifique la ley para adaptar su regulación a una reciente sentencia del Tribunal Constitucional, pero lo cierto es que existe y el recibo terminará llegando a los contribuyentes.

Pues bien, en Carreño a partir del 1 de enero de 2014 entraron en vigor los nuevos valores catastrales con un gran incremento que se viene aplicando a razón de una subida media anual del 10% de dichos valores. En el caso del impuesto sobre bienes inmuebles (la contribución), se ha estado amortiguando el incremento de los valores catastrales  con una bajada anual de los tipos de gravamen. Sin embargo, en el caso de la plusvalía, y pese a que desde el PP lo propusimos en varias ocasiones, no fue hasta las ordenanza fiscales de 2017 cuando el PSOE aceptó nuestro planteamiento, y se aprobó una bajada, que continuó con las ordenanzas fiscales de 2018.

Una de las medidas aprobadas y aplicadas en este 2018, es la aplicación de una reducción  del 35% en el cálculo de la plusvalía. Lo que ocurre es que dicha reducción dejará de estar en vigor el próximo 1 de enero, porque se trata de una medida que la ley sólo  permite para los cinco primeros años de vigencia de los nuevos valores catastrales, período que termina al concluir este año 2018.

¿Qué implica todo esto?.  Que si la plusvalía no se modifica en el sentido de reducir el gravamen y los porcentajes que se aplican, al desaparecer la reducción del 35% e incrementarse los valores catastrales en una media del 10%,  en 2019 se producirá un incremento de este impuesto que podría superar el 50% respecto de lo que se paga en 2018.

La razón por la que queremos llamar la atención sobre esta cuestión, es porque por la información de que disponemos, la intención del PSOE es no modificar la ordenanza de la plusvalía, por lo que este incremento al que aludimos, tendría efectos desde el próximo 1 de enero.

Desde el PP sostenemos que la plusvalía es, como el impuesto de sucesiones, un impuesto a erradicar. Es más, la plusvalía en estos momentos está causando a los contribuyentes incluso más daño que el impuesto de sucesiones, dado que no hay mínimo exento, y por lo tanto lo paga todo el mundo.  En esa línea, nuestro planteamiento será que la plusvalía baje sustancialmente en 2019, por lo que plantearemos al resto de grupos que se tomen medidas para evitar un incremento tan vertiginoso y tan injusto de este impuesto.

Este es el ejemplo  para que veáis la diferencia:
Bien adquirido en 2010 por 90.000 euros y vendido en 2018 por 95.000 euros con un valor catastral de 50.000 euros. En 2018 pagaría 1352 euros de plusvalía, y en 2019 sin la reducción del 35%, pasaría a pagar 2080, es decir, un 53% más.
.
La noticia en la prensa
↪↩

4 comentarios:

  1. Para el cálculo de la Plusvalía nada tiene que el valor de compra ni de venta, solo el valor catastral, los años de tenencia, los coeficientes y los tipos impositivos.

    ResponderEliminar
  2. Poca plusvalía veo en ese cálculo, yo he visto plusvalías de casi 5.000 euros en el 2014 por "chabolas" de menos valor catastral y años de tenencia como los del ejemplo.

    Vale que luego hubo una reducción y alguna bonificacion por iniciativa del PP pero fue pequeña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llega a ser por IU y Somos en vez de 5.000 hubiera pagado 10.000. Ya sabes, hay que enriquecerse rápido...

      Eliminar
    2. En 2014, 2015 y 2016 que ya se aplicaron los nuevos valores catastrales, no hubo ninguna bajada de la plusvalía por parte del Ayuntamiento, por lo que, efectivamente, lo que pagaron algunas personas fue brutal. La primera reducción fue en 2017 que se bajó el tipo de gravamen del 30 al 22,5, se aplicó una reducción del 25% y se bajaron los coeficientes. En 2017 el tipo bajó al 20%, los coeficientes se mantuvieron y la reducción se amplió al 35%. Esa reducción se aplicará hasta el 31 de diciembre. Como dice el PP, si la ordenanza no se modifica, a partir del 1 de enero no hay reducción, los valores catastrales suben cada año hasta 2024, y por lo tanto el impuesto será más alto.

      Eliminar

NO SE PUBLICARAN LOS COMENTARIOS QUE NO SE AJUSTEN A LAS NORMAS DEL BLOG.

.

.